DECISIONES: Cuando la vida decide por ti.

Photo by HARUN BENLu0130 on Pexels.com

Hola,

Hoy, primer lunes del año 2021, al escuchar la noticia de los nuevos casos de COVID me sentí un poco angustiada pero de inmediato cambié mis pensamientos a cosas positivas. Recordé todos los aprendizajes y oportunidades que me brindó este año lleno de vicisitudes.

Sí, en el caos encontré las respuestas que buscaba, empezando por mantener la calma para sentir y darme cuenta de que estar vivo es estar presente, lo contrario es estar muerto en vida. Y así lo fui durante muchos años.

Es difícil para mí explicar la transformación que sentí este año, aunque la verdad ha estado sucediendo durante unos diez años, así que intentaré ponerlo en palabras.

En 2019 tomé la decisión de dejar mi trabajo porque mi tolerancia al ambiente tóxico había llegado a su límite y estaba afectando mi salud física y mental. Pasé unos meses viviendo de mis ahorros y volví a trabajar en enero en el mismo ambiente por miedo a los cambios y por falta de dinero, no quería seguir haciendo lo mismo pero ahí estaba en la misma situación. Los días pasaban con tedio y a pesar de dar lo mejor de mí, no sentía ninguna motivación para continuar.

Luego vino la inesperada visita de este virus. No tuve conocimiento de la noticia hasta que las redes sociales comenzaron a compartir videos apocalípticos de las personas infectadas en China. Al mismo tiempo, dos de mis colegas presentando síntomas severos de gripe seguían trabajando, solo uno de ellos comentó haber ido a el médico para descartar COVID-19, pero en realidad el cuadro sintomático del virus aún no estaba claro.

Generalmente, no me enfermo, así que seguí las indicaciones que me recomendó el servicio de salud pública y continué mi trabajo. Comencé a experimentar síntomas de gripe a principios de abril. Todo comenzó con dolor de garganta y progresó a bronquitis con fiebre durante 20 días. En ese momento la noticia y el pánico con respecto al virus estaban por todas partes, nadie sabía qué hacer y las líneas de salud estaban congestionadas, mi médico estaba lejos y la recomendación era no salir, así que llamé a una clínica cercana donde muy amablemente me atendió una doctora quien dio seguimiento a mi caso vía telefónica. Ella me aconsejó que llamara al 911 si me faltaba el aire o si no podía controlar mi fiebre con el antipirético.

Perdí mi trabajo, y estuve debilitada durante varios meses con dolor de espalda debido a la inflamación pulmonar producto de la excesiva toz durante las semanas que estuve enferma. Nuevamente me encontré fuera del lugar donde no quería estar, pero esta vez por causas mayores. Hoy siento como si algo me hubiese dicho “busca otra salida, mira tus opciones, tienes muchas más oportunidades, esto no es para ti”.

En los meses de recuperación, sin poder hacer mucho y cansada mentalmente, finalmente dejé que la vida siguiera su curso, ya no tenía fuerzas para luchar por nada, fue en ese momento cuando las oportunidades empezaron a presentarse. Tal vez estuvieron siempre presentes solo que mi visión estaba bloqueada con mi necesidad de control y mi ego de fingir que todo era perfecto.

Al final, las cosas empezaron a cambiar para mí, mi círculo cercano cambió repentinamente y las personas que necesitaban acercarse se acercaron, algunas por unos días, otras aún permanecieron cerca y mis paradigmas cambiaron. Todo en el transcurso de un muy extraño año.

Gracias 2020 por la sacudida que me diste, me hiciste despertar!

Abrazos.

Let’s attract prosperity

Photo by cottonbro on Pexels.com

Hola,

This is what happen when the world slow down,

I took a look of my beliefs and realized that they have had everything to do with the different economic situations that I have experienced. So, I decided to be aware of them and to be totally present, allowing myself to discover the learning behind each of these situations.

The answer was always within me, I just needed to take a break to listen.

Thanks 2020 for allowing me to take that break.

Welcome 2021 with open arms.

Abrazos!

¿Prestamos atención a nuestros sueños?

Hola,

Anoche tuve un sueño perturbador, de esos que te hacen levantar de la cama he ir a tu computadora a preguntarle a Google el significado. Personalmente creo que los sueños son parte de las actividades que hacemos en el día y que nuestro subconsciente registra y nuestra memoria selecciona para mostrarnos a qué debemos prestar atención.

Últimamente he comenzado a comprender que la dualidad de la vida se aplica a todo, en este caso los sueños y las pesadillas ambos tienen un propósito. Aunque mi primera reacción fue buscar el significado de mi pesadilla, lo hice para entender el mensaje. No tomé la información al pie de la letra, solo necesitaba conectarme con conmigo. Simplemente escucharme para descifrar lo que la pesadilla me quería anunciar.

El trauma existe desde lo sutil e imperceptible hasta lo súper dramático y, en mi opinión, los sutiles son los más difíciles de identificar y resolver. Sufrimos micro-agresiones de niños y las aceptamos porque no nos enseñan a poner límites. En mi experiencia, esos fueron los traumas que nunca identifiqué, que me mantuvieron estancada durante años, los que luego les transmití a mis hijos.

¿Quiénes recuerdan la expresión “lo que pasa en casa se queda en casa” y cuántos de ustedes la consideran normal? Yo descubrí, con los años, lo tóxica que era esta expresión y muchas otras que comentaré en otro momento.

Esta expresión para mí significa perder el derecho a ser vulnerable y a entender cómo manejar los límites. Al no expresar mis emociones nunca aprendí a hacer que las respetaran, ni a tomarme el tiempo para entenderme, era un riesgo. Así que me escapé de mí durante 50 años, años de pesadillas, que solo querían que me encontrara a mí misma.

Ahora tengo un cuaderno en mi mesita de noche el cual no siempre escribo mis sueños, pero cuando los escribo resultan ser reveladores.

¿Y tu? Tómate un tiempo para comprenderte a ti mismo, toma ese cuaderno que no usas y empieza a escribir tus sueños, luego cuéntame de tus encuentros.

¡Abrazos!

Pide y se te dará

Hola,

Soy una persona organizada y práctica a quien las cosas no siempre le salieron según lo planeado, de hecho, cuanto más lo planeé, más difícil fue obtener resultados y terminé con un agotamiento enorme.

Cansada, decidí tirar la toalla, mandarlo todo a la porra, y dejar que la vida pasara como le viniera en gana. ¿Y sabes qué? Algo cambio, las cosas que tanto había querido y por las que ponía tanta energía empezaron a aparecer en series una tras otra, como diciéndome, siempre estuvimos aquí pero nunca nos viste.

Hoy, por ejemplo, recibí un regalo que no esperaba y el cual vino perfecto para lo que estoy haciendo. Lo que me lleva a pensar que la vida es más fácil de lo que nos han inculcado, por eso comparto contigo mi segundo descubrimiento.

¡Actúa! Sí, actuar ha cambiado mi forma de ver las cosas. Pero, no me malinterpretes, siempre he sido una persona de acción, solo que cuando las cosas no salían según lo planeado, me molestaba, me deprimía, he iniciaba un círculo de negatividad que me paralizaba en el preciso momento en el que se acercaban las oportunidades.

Y como dice el dicho: Las oportunidades son para quien esta preparado para recibirlas

No quiero decir que vivas la vida loca, solo que no te apasiones por las cosas materiales o por lo que está fuera de tu control, incluyendo a tus seres queridos, no controlamos nada que no sea nuestra propia vida. Y con eso me refiero a tu salud física y mental. Todo lo demás viene como consecuencia de amarte a ti misma, así que tómate un tiempo para descansar, para reconocer tu entorno, alimentar tu alma y estar presente.

Solo en este estado puedes ver lo intangible, eso que está ahí solo para ti y que está alineado con el propósito de tu vida. Y te puedo decir que estoy experimentando el principio de Pareto en carne propia.

Tómate tu tiempo, no importa lo que piensen los demás, ¡es tu vida!

Abrazos!

Hablemos de Autoestima

Hola,

“Te juzgarás a ti mismo- le respondió el Rey-. Es lo más difícil. Es mucho más difícil juzgarse a sí mismo que a los demás. Si logras juzgarte bien a ti mismo eres un verdadero sabio.”

Antoine Saint-Exypéry. El principito, 1943

Recuerdas este dicho?: si la vida te da limones, aprende ha hacer limonada.

El dicho suena simple, pero está impregnado de una gran filosofía que solo entiendes cuando comienzas a hacer limonadas.
Me di cuenta de que a medida que la vida me daba más limones, mi experiencia en la preparación de limonadas aumentaba y con ella la calidad de las mismas. Fue entonces cuando comencé a ver la bendición detrás de la adversidad.

No fue fácil entender esta filosofía, de hecho, me tomó tiempo apreciar que el amargor del limón refresca cuando lo diluyes con la calma del agua y la dulzura de una buena compañía. Así que vamos a armarnos con estos ingredientes, especialmente en estos tiempos de encierro y pandemia dónde encontrar calma y compañía se han vuelto cada vez más exclusivos.

Tomemos la metáfora de los limones y aprendamos a hacer las mejores limonadas del mundo. En nuestra esta comunidad puedes encontrar uno de los ingredientes y en muchas ocasiones ambos, aqui somos las Mosqueteras de D’Artagnan, somos todas para una y una para todas.

Si quieres conocer a nuestras amigas, te invito a unirte a la reunión que tenemos el próximo viernes 27 de noviembre de 2020 a las 8:00

Contáctame para darte más detalles sobre esta comunidad de mujeres maravillosas.

¡Abrazos!

Not everything is perfect, and that’s ok

Hola,

I know all about procrastination, impostor syndrome, mental issues, childhood trauma, etc. and still seems hard to start to put my ideas to work.

Why is it too difficult for me to finally put my ideas to work?

It wasn’t until this pandemic situation where I was force to slow my mind down and giving space to my feelings that I started to see some reasons why things were difficult for me and began to answer some questions. After all, switching my existential questions from the brain to the heart helped me in understanding of myself.

Starting from self-sabotage; taking poor decisions in terms of heath and relationships were my norm. I will accept toxic people in my life and stay at places were I was not appreciated. It was all my responsibility, but I did not know how to change those scenarios. I was afraid of being alone because that would provoke feelings of abandonment, so I would chose to be close to needy but unengaged people.

This year, With the isolation I began to understand that being alone is not synonym of lonely, that I needed that time to get to know myself, to help myself to get through those trauma that I had putted aside because they were to painful for me. It was not easy to be alone but necessary in order to continue growing emotionally, and consequently, mature my ideas and take actions.

In order to move forward it is imperative to follow this order: Be, Do, Have

I found marvellous to be alone after clearing up all the problems that I have within me. I did it realizing that if I didn’t make it up to myself, nothing would work properly. It was interesting to see how I punished me for not being a good daughter and for being different within my own family. I used to do the best I could to prove myself worthy. But that would make me even more different, so I developed this emotional dependency that kept me from becoming an emotional independent adult for a long time.

From the outside it looked that I had reach adulthood, but in reality I was living like a child pleasing the ones around in order to avoid abandonment. I was afraid to not being love or not accepted if I performed low. I was always working and making myself busy without thinking of what was good for me or what did I need to secure my independency.

I worked to become exhausted, got into a toxic relationship -because I was not healthy- and kept myself into other people business. Helped many people to be successful and healthy while defeating myself. It was painful to understand that I was not being or seen as a good person when I was trying so hard to please everyone.

A lesson that I learned late in life. Therefore, I am still working on it, convinced that lessons come to you only when you are ready to receive them. Also, knowing that not everything is perfect, and that is ok!

Abrazos!

When you have everything wrong!

A retrospective look

Hola,

I spent this past weeks thinking of the way to organize my life. As you know, when we are control freak, anxious, and insecure, it takes for ever to finally act on that decision you already made in your head. Well, I have made a bunch of decisions in the course of two months and now I am freaking out.

I know that we learn through our mistakes, and those mistakes don’t have date of caducity. Right now I find myself in a situation where I want to “stop the bus -of life- because I want to get off.”

On the other hand, I need to be realistic and kind to myself. I am a professional woman with two successful children, who pretty much has done everything she has wanted to do. So, why is that every time I am faced with a big decision I feel stupid?

Ok, I will tell you why. It has to do with your internal voice and with not being present. It takes work to take care of yourself, so we ended up taking care of others because, first it is emotionally and physically safe and second, it give us immediate reward, it makes us the hero of the story.

I still get compliments for what a good mother I am, even though I quit that job five years ago. My children are adults now, but my Ego enjoys when I receive those compliments, especially when they come from public comments, not so much when they come from me. Private congratulations is not what Ms. Ego is looking for, she needs that the lights of the show to target her.

But I did it all wrong. Yes, it took me all this time to get rid of the fog and lights that were blinding me to understand that I am the first and everything else comes as a result of my well-being and not the other way around. It wasn’t easy to take me seriously, but once I did, everything started to feel good. Right now I am making room to locate myself. For the first time I choose to do what I really want to do and not from the egocentric position but from the real position of the self.

It is never too late to find yourself and start the life we were design for. We come to this world as an individual and depart in the same way. The interactions we have through the process of living are temporal, and they always come to teach us something.

Let’s take as a gift what others share with us, let’s improve our lives and pay it forward.